El bono social telefónico.

El Abono social telefónico es una ayuda creada por el Gobierno y gestionada por las compañías que junto a los otros dos bonos, de luz y de gas, busca reducir la pobreza. Esta ayuda es mucho menos conocida que las anteriores por que no todo el mundo puede beneficiarse de ella, los principales benefactores serán pensionistas y jubilados, no obstante hay que cumplir una serie de requisitos.
 
El Gobierno es quien se encarga de regular el bono social eléctrico y el térmico, en este caso también, aunque no todas las compañías lo ofrecen, hay que solicitarlo a través de una oficina comercial, por teléfono o a través de fax. Es importante medir la velocidad de internet.
Ofrece un descuento del 80% en el alta de la línea 
telefónica fija y del 95% en las cuotas mensuales.
 
Requisitos:
  1. Ser pensionista o jubilado
  2. Renta mínima de 8950€ anuales.
Share